Historia            Historia

Alonso de Alvarado

Conquistador del Perú, exploró la Amazonia y la región de los Motilones, fundó las ciudades de Ayacucho y Chachapoyas. Participó del lado de Pizarro en las guerras civiles entre pizarristas y almagristas. Por sus méritos, Carlos V le nombró Caballero de la Orden de Santiago y Mariscal del Perú. Siempre se mantuvo leal al Rey defendiendo su causa en múltiples batallas. Murió de tristeza y melancolía.

     Nació Alonso de Alvarado en Secadura en el año 1500, según el historiador Díaz Pérez. Fue hijo de García López de Alvarado el Bueno, señor de la casa de Voz y Rayz en Secadura y de María de Miranda. Se casó en 1546 con Ana de Velasco y Avendaño.

     Procedente de Méjico, donde estuvo bajo el mando de Hernán Cortés, se incorporó a la campaña que Francisco Pizarro había emprendido para la conquista del Perú. Pronto se convirtió en su hombre de confianza siéndole encargado el mando de las tropas en múltiples campañas de exploración, conquista y fundación de poblaciones.

     Fue, Alonso de Alvarado, el precursor de los expedicionarios a la Amazonia, que en 1535 llegó por primera vez hasta Chachapoyas y en otra expedición llegó a transponer el Alto Marañón y, por último, en una tercera empresa penetró con sus soldados hasta la región de los Motilones.

     Considerando la importancia estratégica de su ubicación, fundó la ciudad de Chachapoyas el 5 de septiembre de 1538, convirtiéndola desde entonces en la capital del oriente peruano. Su influencia abarcaba desde la margen derecha del río Marañón hasta los límites con los países fronterizos.

     Se internó en la selva peruana llegando hasta Moyobamba, acompañado de Juan Pérez de Guevara, quien, en una expedición posterior, fundaría la ciudad el 25 de julio de 1540 con el nombre de Santiago de los Ocho Valles de Moyobamba.

     Participó en las contiendas civiles que enfrentaron a Francisco Pizarro y Diego de Almagro, perdiendo la batalla de Abancay (12 de julio de 1537) donde fue hecho prisionero, pero consiguió huir junto con Gonzalo Pizarro.

     En 1538 participó en la batalla de Salinas en la que las tropas de Pizarro vencieron a las almagristas, que trajo como consecuencia la decapitación de Almagro en Cuzco el 8 de julio de dicho año. El hijo de Almagro, también llamado Diego de Almagro "el Mozo", decidió vengar la muerte de su padre por lo que invadió el palacio del gobernador Pizarro en la Ciudad de los Reyes, poniendo fin a sus días el 26 de junio de 1541.

     Alonso de Alvarado y Francisco de Cárdenas buscaron por mandato de Pizarro el lugar adecuado para fundar una ciudad intermedia entre Lima y Cuzco, fundándose así la ciudad de Ayacucho en el año 1.539.

     El 16 de septiembre de 1542 el licenciado Cristóbal Vaca de Castro, (Gobernador del Perú 1541-1544), aliado con Alonso de Alvarado, derrotó a Diego de Almagro "El Mozo" en Chupas, y luego de la batalla éste fue ejecutado en Cuzco

     Por sus actos en Perú, el 16 de febrero de 1546 Carlos I desde Flandes, le escribió concediéndole el hábito de la Orden de Santiago y el título de Mariscal del Perú.

     El nueve de abril de 1548, luchó como general del enviado del Rey, Pedro de la Gasca, en Jaquijaguana, venciendo al rebelde Gonzalo Pizarro, hermano menor de Francisco, que fue decapitado dos días después.

     Quedaron en el Perú muchos españoles descontentos, y los menos favorecidos asumieron un proyecto autónomo en 1553, comandados por Francisco Hernández Girón, quien en la batalla de Chuquinga venció a Alonso de Alvarado, que por entonces era Mariscal del Perú.

     Vencido, huyó a Lima donde murió de tristeza y melancolía en 1556, muerte nada común entre todos aquellos que fueron sus compañeros de campaña: Francisco Pizarro mandó ejecutar a Almagro, Almagro "El Mozo" asesinó a Pizarro, Almagro "El Mozo" fue ejecutado tras perder la batalla de Chupas contra Alonso de Alvarado, Gonzalo Pizarro fue ejecutado tras la batalla de Jaquijaguana contra Alonso de Alvarado y para finalizar, su vencedor en la batalla de Chuquinga, Hernández Girón, fue ejecutado en Lima tras perder la batalla de Lucara.
     Larga tragedia civil en tan breve espacio de tiempo en el que la mayoría de las muertes de los conquistadores españoles fueron fruto de sus disputas.
     De los últimos seis citados, sólo Francisco Pizarro y Alonso de Alvarado se mantuvieron siempre fieles al Rey.

              Tema relacionado: El Marqués de Viluma, Virrey del Perú

Alonso de Alvarado, Mariscal del Perú
Mapa de Perú
Batalla contra Manco Inca
Fortaleza de Kuelap en Chachapoyas
Plaza de Armas de Ayachucho

Historia              Historia