Naturaleza            v_losrios.gif (531 bytes)     Naturaleza

barra15a.gif (1583 bytes)barra15a.gif (1583 bytes)Voto, Parque Natural

        Las rías de Rada, Carasa y su entorno forman parte del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

        Durante la marea alta, la ría es una rada salpicada de islotes sobre los que se desarrollan diversas especies vegetales. En marea baja el agua discurre por la canal y a ambos márgenes se extienden los llanos de limo que proceden del depósito de las tierras erosionadas que arrastra el río

La ría        La protección de este espacio supuso la prohibición de las actividades de caza y otras de influencia humana que han dado como consecuencia un progresivo resurgimiento de la fauna que visita o se establece en esta zona.

        El recogimiento del lugar y la protección de los vientos sirve de agradable y seguro refugio durante las tormentas que azotan el Cantábrico en la temporada invernal. La abundante vegetación de los márgenes, de las marismas y de las innumerables isletas que salpican las rías propician la nidificación de muchas especies que optan por permanecer en ellas durante temporadas más largas.


Pareja de ánade real

Aves

        La población de ánade real es la que ha experimentado en los últimos años el crecimiento más notable. Otras especies muy frecuentes son: gaviota argéntea, garza real, garceta, cerceta, zampullín, polla de agua, correlimos...         Nombrar la especies que lo hacen ocasionalmente nos llevaría a una larga lista, pues la mayoría de las aves del parque en algunos momentos se desplazan hasta las rías, especialmente en la temporada invernal  y  cuando la climatología es adversa.

cisne.jpg (22828 bytes)El cisne

        Hace unos años que apareció en la ría una pareja de cisnes. Fue todo un misterio pues los vecinos creían que eran salvajes. Todo se aclaró al conocerse que procedían de la vecina localidad de Limpias, de donde se habían escapado y navegando por la ría de Treto ascendieron por las de Carasa y Rada hasta llegar al río.
        Pasaron allí una temporada hasta que se llevaron a uno de ellos. El otro se asentó en el entorno del puente del Cristo de Carasa. Allí se hizo amo y señor del entorno, defendía ceosamente su territorio y en uno de sus enfrentamientos perdió la vida. Fue un hecho lamentable y todos nos vimos privados de contemplar su majestuosa estampa sobre las tranquilas aguas de las rías..

Moluscos y crustaceós

        El cangrejo de mar o cámbaro es el crustáceo más abundante en toda la ría.

        El navallón o chirlón es el que mejor soporta las aguas semidulces de la proximidad del río. Por debajo del puente del Cristo las ostras y mejillones aparecen sujetos a las rocas. Pero la especie más apreciada es la almeja. Se pesca en las inmediaciones del puente del tren y su comercialización constituye un recurso económico complementario para los ribereños.

CarasaPeces

.        La ría es una zona donde se desarrollan los alevines de muchas especies. Eso trae como consecuencia la presencia de otros peces en busca de alimento, pero las más frecuentes son aquellas que soporten las aguas semidulces.

        En la parte más próxima al río conviven truchas, anguilas, sojos y mubles. Un poco más abajo es frecuente encontrar bancos de alevines de lubinas. En la parte inferior tienen su hábitat todo tipo de especies de ría, como doradas, jargos, salmonetes, lenguados, cucos, etc.

 

Las marismas

        Una importante extensión de la rada de Rada fue convertida en marisma de aprovechamiento agrícola, aprovechamiento que nunca se llegó a realizar con efectividad. En la actualidad, aunque se mantienen los muros y la parcela está desecada, su interior se encuentra totalmente inaccesible y poblado de carrizos, cañas, juncos y salicornias. Esta marisma ofrece un hábitat muy propicio para la nidificación de aves.

        Queda en la zona llamada de Las Rías de Rada los restos de otra marisma que desde hace años se encuentra invadida por las aguas debido a la rotura de un muro que nunca fue reparado.

        Al contrario de las anteriores, las marismas de Carasa se encuentran en aprovechamiento y producción agrícola y ganadera. Forman estas marismas una gran extensión que abarca la confluencia de las rías de Carasa y de Angustina, ésta última sobre la desembocadura del río Asón.

        Un muro cierra la desembocadura del río Ocina, el cual solamente puede vertir sus aguas durante la bajamar a través de unas compuertas batientes.

        En las inmediaciones del Cristo de Carasa existen otras cuatro marismas de menor extensión.

Naturaleza            v_losrios.gif (531 bytes)     Naturaleza