Cultura             Cultura

Grupo de danzas "Virgen de Palacios"
Repertorio de danzas cántabras

DANZA DE ARCOS

   Es un baile de homenaje al Santo Patrón del pueblo, bailado sólo por mozos, especialmente en la procesión y en la romería. Suelen ser nueve u once los danzantes, capitaneados por el de más edad.
  Además se añade el zorromoco que tiene una intervención muy particular que es la de incordiar a los mozos bailadores. A este personaje se le solía relacionar, por decirlo de alguna manera, como el tonto del pueblo.
   Al amanecer, al toque del pito, se reúnen los danzantes armados de palillos y recorren la vecindad pidiendo por las casas. A la hora de la misa mayor se presentan "armados de arcos" confeccionados con papel rizado de colores y entran en la iglesia, colocándose a un metro de la imagen preparada para salir a la procesión a hombros de cuatro mozos. Éstos retroceden delante del Santo bailando hasta el atrio, donde se forma el llamado "arco del triunfo". Durante el baile se hacen distintas figuras, como son: tejido o engarzada; cosido; danza cerrada; etc.
   Los mozos van vestidos con los típicos pantalones blancos y faja roja y el zorromoco o zamarrón, con una máscara y con una vejiga de vaca con la que golpea a los danzantes. Cada zona tiene sus variantes, siendo este baile principalmente de la zona de Trasmiera.

PICAYOS

   Danza popular de carácter religioso propia de romerías, procesiones y también de algunos actos profanos.
   Es este baile o danza, uno de los más populares de nuestra región. Según algunas personas es baile si se ejecuta dentro de un recinto reducido, como el atrio de una iglesia, una pequeña plazoleta, etc., y es danza cuando van caminando y danzando los mozos ante la imagen del santo o Virgen a festejar.
   Hay dos clases de picayos: los que se bailan y los que solamente se cantan. Parece que estos últimos tuvieron mucha incidencia en Cabuérniga, donde se cantan acompañados de las clásicas pandereteras y repique de almireces. Los picayos eran casi exclusivos de la zona occidental de la región, y no de todos los pueblos; pero se han ido extendiendo a toda Cantabria, perdiendo rudeza y primitivismo, característica común de los pueblos de origen, y adquiriendo elegancia y adulteraciones al salir de sus zonas.
   Este antiquísimo ritual debe ser bailado únicamente por mozos y no por mujeres; éstas son las encargadas de cantar, usando panderetas con cascabeles, sonajas y cintas de colores.

JOTA MONTAÑESA

   También conocida como baile "A lo alto y a lo bajo". Algunas personas dicen que la jota montañesa es una variante de las demás jotas nacionales, con sus acusadas particularidades.
   La jota montañesa es de suma elegancia, con movimientos de manos suaves y ondulatorios, más lenta y señorial que las demás. Las mujeres deben, pues, moverse apenas, casi únicamente las manos, los brazos y los pies llevando el compás , sin los movimientos bruscos que ahora se ven y que son propios de otras zonas de la Península, y con los ojos bajos, fijos en los pies del danzante durante la primera parte de la ejecución.
   Cuando hay más mozos que mozas, los desparejados se dedican a "revolver", es decir, entran en el baile y quitan el sitio a los que ya están bailando, interponiéndose entre éstos y su pareja.
   No sólo por pandereteras debe ser acompañada la jota. En Santander capital sabemos que se contrataban gaiteros, lo mismo que en Cabuérniga, y por supuesto, más modernamente el requinto y el tambor. En Carmona llevaban los mozos "triscos", pequeñas tarrañuelas.
   Se llamaba "pajariteo" al movimiento suave de caderas de la moza casi sin apenas notarse, "rosqueo" al jugueteo y escarceo, "triscar" al galope dado con los dedos pulgar y corazón produciendo un chasquido al compás, y "tijereta" al trenzado de los pies de los mozos.

ROMANCE DEL CONDE DE LARA

   Es una danza recogida de un romance popular del siglo XIII. Se baila con el acompañamiento de las estrofas que narran los amores al final de la guerra. Este baile, que comenzó siendo popular, pasa más tarde a los salones cortesanos y se baila en los estrados con todas sus características. Las mozas, con las panderetas, van marcado el compás de la danza y cantan el romance. Es el único romance que es cantado y bailado a la vez.

PERICOTE

   De finales del siglo XVII. Esta danza se baila principalmente en la zona de los Picos de Europa. Es una danza de romería movida aunque monótona. Lo más característico es que baila un mozo con dos mozas. Entra en juego la coquetería de fingir resistencia a bailar y el dejarse convencer, muy típico de los bailes de Cantabria.

TREPELETRÉ

   Es un baile de cortejo de la zona de los Picos de Europa. Los mozos danzan alrededor de las mozas mientras buscan su pareja. Acontecimiento que se da en las fiestas de los pueblos.

DANZA DE IBIO

   Es una danza oriunda de Cabezón de la Sal. Es una danza guerrera. Existían en Cabezón unas salinas codiciadas por las tribus vecinas, que cuando atacaban, para su defensa, y al toque de bígaro o caracola marina, se congregaban los guerreros armados con sus lanzas. Las diferentes evoluciones de esta danza conmemoran episodios guerreros que marcan a lo vivo el choque de las lanzas y los gritos de la guerra.

CUEVANUCO

   Danza practicada en el Valle de Pas. Se baila con el cuevanuco usado por las pasiegas como cuna o para llevar mercancías, indistintamente y en las correrías que realizan para vender sus quesos y mantequillas, del que no se desprenden ni para echar una "escarpinada" es decir, ni para bailar las danzas típicas. La letra que acompaña a la danza es la respuesta de una moza montañesa, no pasiega, a un auténtico "cuevanero", "chatarero", o "chatarucio", como se les llama a los pasiegos, aludiendo al cuévano y a las chátaras que van calzando.

PALILLOS

   Su origen se remonta al siglo XVIII. Los jóvenes del pueblo se reúnen en la plaza y danzando comienza un juego de habilidad que a medida que avanza adquiere una mayor velocidad y complicación en el uso de los palillos. Este baile se baila al son del pito y el tambor para ir pidiendo por las casas el día de la celebración del santo Patrón o Patrona. Es bailado por ocho mozos los cuales van desarrollando diferentes figuras a la vez que golpean los palos unos contra otros.

BAILE DE LAS CINTAS

   Danza oriunda del interior de nuestra región, en donde los mozos y las mozas bailan alrededor de un palo agarrando unas cintas y entrelazándolas de forma cuidadosa, para que el palo se mantenga firme.

Instrumentos         Grupo de Danzas

Cultura             Cultura